la ropa usada quiere marcar pauta en la moda local

la ropa usada quiere marcar pauta en la moda local

L a llegada a Chile de ropa usada desde Estados Unidos (líder en el mercado del vestuario al menos hasta 2018, según EAE Business School) y Europa corre desde 1975, bajo normas sanitarias y aduaneras. Situación especial, pues vecinos como Perú, Bolivia y Paraguay tienen barreras sanitarias y de protección de sus industrias textiles que impiden el negocio. En tanto, Canadá y Japón son los mayores importadores mundiales de ropa usada. Chile es cotizado como un mercado emergente atractivo para la inversión en retail, con ventas que aumentarían un 13% con miras a 2018 (A.T. Kearney) y, claro, acá la ropa de segunda mano sí se considera parte de este tipo de comercio, aunque aún es incipiente su investigación. Hay importadores con puntos de venta propios, mientras que otros comercializan a pymes que desembalan, higienizan y seleccionan la mercadería. El consumo, en tanto, es transversal. Se concreta en ferias libres a bajos precios y en tiendas que ofrecen exclusividad, tenidas para ocasiones importantes, disfraces y tallas especiales muy grandes o pequeñas. Las marcas que se han posicionado en el mercado local de segunda mano se ubican principalmente en calle Bandera de Santiago Centro, Providencia, Ñuñoa y Las Condes. Valparaíso y Concepción sobresalen en regiones. Entre sus innovaciones están: uso de canales de venta online para mayoristas, garantías de cambio de prendas y aplicación del concepto “ropa reciclada” vinculado al cuidado ambiental y la responsabilidad social. Bajos costos aseguran la victoria Algunos locales impulsan líneas de productos (como Fashion y Premium), mientras que otros presentan una selección variada de prendas y accesorios. Las grandes ocasiones y los cambios de estación son aliados de los que ofrecen, por ejemplo, ropa deportiva (esquí en invierno, surf en verano) y vestidos de novia y fiesta. Aunque hay excepciones, el grueso de la mercadería es -efectivamente- de segunda mano. Esto porque es clave en esta industria
a máxima reducción de costos de inventario y transporte. Lotes compactos poco seleccionados facilitan la tarea para quienes emprenden en el rubro. Los comerciantes que en vez de vender ropa nueva optan por la usada, se diferencian y encuentran mejores márgenes en artículos de marca o de nicho. Sin embargo, tienen que renovar permanentemente sus estrategias comerciales por tendencias como: reducciones de costos de la manufactura asiática, acortamiento de temporadas de la industria tradicional y desarrollo de los outlets. Según el INE el consumo de ropa de segunda mano es una de las causas del mejoramiento en la vestimenta durante la última década, junto al incremento de la ropa y los zapatos importados, los Tratados de Libre Comercio y las caídas en el precio del dólar. En Chile hay cadenas de ropa usada que anualmente importan más de cinco toneladas de ropa y que han ganado más de 100.000 clientes. Por su parte, tiendas medianas ubicadas en buenos sectores pueden facturar unos $5 a $7 millones mensuales. La otra cara de la moneda es la industria textil nacional que atraviesa una caída en las ventas de un 14% (Intech). Si bien es esperable su positivo repunte, la situación deja más espacio a las importaciones low cost.

Los amantes de las marcas y los incansab les buscadores de un esti lo persona l encuentran en e l mercado de la ropa de segunda mano la oportunidad de cuidar su bo lsillo y diferenciarse. Pymes y grandes tiendas aprovechan los bajos costos de l proceso y suman seguidores, conformes con la ca lidad de las prendas y de l servicio. Sí, seguidores, porque e l vestuario es para a lgunos una seductora adicción. Asesoría: María Eugenia Vera, coordinadora carrera Publicidad y Comunicación Integral U. Autónoma; Marcel Goic, investigador Centro de Estudios del Retail, Ingeniería Industrial U. de Chile; Ezequiel Lifman, gerente general BOW!; Constanza Ramírez y Javiera Sarratea, creadoras de Ropera y Feriaferió, respectivamente.


Por Carolina Montiel Iglesias



Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario: